• saboresgastronomic9

Queso chevre noruego con remolacha, higos, moras, almendra y glaseado balsámico de frambuesa.





Una combinación perfecta de ingredientes, para un queso noruego. El queso se elabora con leche fresca de cabra, Las cabras necesitan mucho espacio y, por lo tanto, la producción depende en gran medida del pastoreo en los campos o en las montañas noruegas.

La unión de sabores como la remolacha las moras, el higo fresco con unas crujientes almendras y glaseado de balsámico de frambuesa, es una representación de la misma tierra y hablan por si solas.


Ingredientes:


300 gramos de queso chevre fresco (40 gramos por persona o más si lo deseas.)

200 gramos de moras frescas de buena calidad.

200 gramos de remolachas.

5 higos frescos.

50 gramos de almendras en lonchas.

Glaseado de balsámico de frambuesa (ver receta anterior)


Preparación:


Remolachas cocidas

Ingredientes:

4 remolachas pequeñas


Preparación:


Las remolachas se hierven con cáscara en abundante agua hasta que estén tiernas. Como se trata de una verdura dura, el tiempo de cocción puede ser prolongado, de 1 a 2 horas, según el tamaño. Están listas cuando puedes insertar un cuchillo pequeño sin demasiada resistencia.

Las remolachas se enfrían en la misma agua.

Frote la cáscara, casi se suelta por sí sola cuando las remolachas están tiernas y si no ayúdate con un cuchillo.

Pasa las remolachas peladas por una mandolina en delgadas hojas.

Reservar asta el momento que las ocuparas.


Almendras tostadas

50 gramos de almendras en lonchas


Preparación:


Poner en una sartén caliente las almendras y tostarlas asta que queden un poco doradas y crujientes.


Higos frescos: cortar en 4 y reservar.


Emplatado:

Poner el queso fresco de chevre primero, luego la remolacha, las moras y los higos, agregue el glaseado y al final las almendras crujientes, decore con hojas verdes.


8 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo