Panna cotta con salsa de Maracuyá

Panna cotta con salsa de Maracuyá


500 ml de nata (crema de leche)

4 gramos de hojas de gelatina

2 unidades  de vainas de vainilla.

50 gramos de azúcar.

6 unidades de Maracuyá

50 gramos de azúcar flor (para la salsa de maracuyá)

Frambuesas para decorar.


Abra la vaina de vainilla y raspa las semillas del interior.

Pon en un cazo a fuego moderado 300 ml de nata, azúcar y las semillas de vaina de vainilla y llévalas a ebullición.

Pon las hojas de gelatina en remojo, en agua fría, por 5 minutos para que se hidraten.

Incorpora las hojas de gelatina bien escurridas en la nata ya caliente,  mezclar bien para que se disuelva.

Retire del fuego.

Colar la preparación y agréguela  a un bowl.

Batir el resto de la nata suave no muy firme.

 Mezclar la nata montada con la base anterior inmediatamente antes de que esta empiece a enfriarse demasiado.

Vertemos la mezcla en vasos de yogur y las ponemos a enfriar en la nevera.

Para la salsa de maracuyá

Corta la fruta de la pasión por la mitad con un cuchillo y retira la pulpa y las semillas con una cuchara.

Agregue la azúcar flor a la pulpa y revuelva bien.

Verter la salsa de Maracuyá sobre la pannacotta ya fria y cuajada.

Decore con una frambuesa.


Comentario:

Con esta receta se obtiene que la vainilla se distribuya mucho mejor dentro de los vasos evitando así que las semillas se junten en el fondo.

Puedes ocupar un poco de xantana para hacer un poco más espesa la salsa de maracuyá.

Presentación:

En la receta usamos unos vasos de yogur con una tapa de aluminio que se sella con una plancha caliente, una nueva y original forma de presentar un postre y poner un toque creativo en el menú.

26 vistas