Cebolla Morada


La cebolla morada tiene una piel roja púrpura y una carne blanca con matices rojizos. Tiende a ser de tamaño mediano o grande y tiene un sabor suave y dulce.

Las cebollas moradas están disponibles todo el año. Su color rojo procede de antocianidinas como la cianidina, y son ricas en flavonoids.

La cebolla morada le aporta al organismos nutrientes como: vitamina C, potasio, calico, fósforo, zinc, antioxidantes y compuestos como antocianinas y quercitina.

Esta variedad de cebolla tiene como uso culinario el mismo que cualquier otra variedad de cebollas, se pueden utilizar para guisos y consumir en crudo, sobre todo en ensaladas y es muy tradicional en ceviches.